Lo más leido

Autor: Paet martes, 22 de abril de 2014



Existen en la teoría de Juegos un problema que siempre me ha llamado la atención, el problema en cuestión es el llamado “Dilema del prisionero”, el problema viene a definirse así:

La policía arresta a dos sospechosos. No hay pruebas suficientes para condenarlos y, tras haberlos separado, los visita a cada uno y les ofrece el mismo trato. Si uno confiesa y su cómplice no, el cómplice será condenado a la pena total, diez años, y el primero será liberado. Si uno calla y el cómplice confiesa, el primero recibirá esa pena y será el cómplice quien salga libre. Si ambos confiesan, ambos serán condenados a seis años. Si ambos lo niegan, todo lo que podrán hacer será encerrarlos durante seis meses por un cargo menor.

Como vemos en el enunciado para cada prisionero es no solo pensar que opción va a coger (confesar o negarlo) sino que opción cree que va a optar su compañero, mirando desde fuera parece claro que la opción negarlo ambos es con mucho la mejor de todas dado que supone un perjuicio mínimo comparado con los otros escenarios donde no se gana. Pues bien, y esto es lo que más me intriga de esto es que según unas investigaciones la mayoría de las personas actuará en el juego de forma diferente en función de si actúa a título individual o formando parte de un grupo.

“Po bueno, po fale, po malegro”, ¿Y esto que tiene que ver con el Rol? , pues os cuento esto porque recientemente he dirigido una partida de Rol en el cuartito, poniéndoos en antecedentes dicha partida me inspiraba bastante respeto dado que todos los jugadores tienen una cantidad de horas de rol a las espaldas impresionantes, pues bien preparando dicha aventura me vi en la encrucijada de intentar “adelantar acontecimientos” dado que aunque deba tener más o menos previstas las mayor cantidad posibles de situaciones no es lo mismo improvisar (y menos si se es Master novato) que tener todo aunque sea mínimamente preparado, en la partida los jugadores van desde el punto A al punto B, como es rol evidentemente pasan cosas en el camino, la idea era darles un escenario peligroso (posada muy grande arrasada) con la noción de que existen muchos enemigos que han realizado eso, la misión que obtendría si seguían a los saqueadores era opcional y pensada para que la retomasen una vez completada la original, ¿Cuál fue mi error? Pues no tener en cuenta esa dualidad de las personas según se haga algo a título personal o en grupo, según se demuestra en el efecto de «discontinuidad individuo-grupo» las personas en el dilema del prisionero se orientan más hacia la respuesta competitiva (negarlo salir libre si el contrario lo confiesa) que hacia la cooperativa cuando pertenecen a un grupo que cuando lo hacen a título individual, ¿Aplicado al rol? Pues en mi humilde opinión y expresándolo de una forma burda “Cuando  los jugadores van en grupo se produce una sinergia de los cojones de cada uno por separado” o sea en grupo los jugadores serán siempre un poco más temerarios, tendrán menos miedo y estarán dispuestos aceptar más peligros.

Evidentemente esto no es exacto en el 100% de los casos pero si me pareció curioso que repasando esto creo que se cumple la mayor parte de las veces (solo hace falta que un jugador diga “vamos a entrar, ¿hay miedo?” o “yo creo que hay tesoros” para que al menos lo consideremos), como todo es una opinión sobre el comportamiento general en las mesas, y estaré encantado de un sano debate si se tercia en los comentarios, así pues solo me queda en un caso flagrante de violación de copyright deciros “Un saludo y Suerte en la Tirada!”

5 comentarios... ¡participa!

  1. Los dioses afirmaron que seguir dicho camino sería una buena opción y nos acercaría a nuestro objetivo más deseado...

    ResponderEliminar
  2. Si nos dejas un camino de miguitas de pan es normal que lo sigamos xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que miguitas eran bollos asesinos :P, todavía me falta tener un poco mas de "intuición" sobre las decisiones del jugador, pero vamos todo es hacerlo, nunca tendré una predicción exacta pero supongo que se mejorará con el tiempo.

      Eliminar
  3. Sin duda, en grupo, cuentas con que los demás te protejan. Sabes que los golpes se van a repartir, y que es improbable que todos los enemigos se ceben con un solo objetivo para machacarlo el primero (cosa que sería muy estratégica por cierto).
    Si vas solo es otra cosa, se actúa más como si estuvieras allí. Yo he jugado partidas de un solo jugador y vas con pies de plomo. Nadie te protege y si hay 4 orcos en una gruta son todos para ti ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es incluso más que eso, en grupo te sientes más seguro incluso en situaciones más peligrosas que cuando vas solo, si vas contra un dragón pero en grupo te sientes más seguro que contra dos orcos, es curioso pero pasa.

      Eliminar

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes