Lo más leido

Autor: Ignaudito martes, 3 de abril de 2012

Diario de Bitácora,16 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Puerto Dafiro

Con la "mercancía" cargada, me dirijo al faro de la Liga Marítima para comunicar nuestra ruta. Como de costumbre cuento con mis buenos compañeros para protegerme durante la travesía. La tripulación realiza sus ritos en la cubierta al partir, odio estas supersticiones pero es un mal menor que hay que soportar si se viaja por el Mar interior.Las doradas cúpulas de Dafiro son solo un pequeño detalle en el horizonte, esta vez he conseguido bastantes volúmenes.


Diario de Bitácora,17 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Astilleros de Nemea


Atracamos al anochecer, solo estaremos unas pocas horas. Pago la tarifa mínima en el templo del Padre Kakken  para que consagre el barco,así al menos los marineros estarán mas seguros; estúpidos supersticiosos. Segunda parada en los carpinteros de la liga para que revisen la embarcación, se que es caro pero no conviene arriesgarse cuando se viaja por el mar interior. El elfo me acompaña ¿ cual era su nombre?
Ya en La Cantina, como odio este lugar , lleno de marineros en busca de juego y mujeres, tengo que quitarme de encima a las camareras que me ofrecen sus "servicios" y a todo tipo de indeseables, pero mi contacto esta aquí, debe darme las ultimas paginas y ya tendré completa la "biblioteca". Como de costumbre el enano comienza una pelea, solo lo soporto porque es capaz de hacer comer cartón a la tripulación y que ni si quiera lo noten


Diario de Bitácora,18 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Astilleros de Nemea


Partimos al amanecer, tenemos por delante una dura travesía, evito el estrecho tormenta de piedra, se por experiencia que esos gigantes pueden tener buena puntería, prefiero bordear los arrecifes de la isla boscosa, es un día mas de viaje pero es mas seguro.


Diario de Bitácora,19 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
La ciudad solitaria


El enano esta molesto, han trasteado en su cocina, le quito importancia y le digo que probablemente sean ratas, con un poco de veneno para ratas lo tengo contento; que simple es el condenado. Las siluetas de los edificios de la ciudad abandonada se dibujan en el horizonte,  están cada vez mas cubiertas de hiedra y enredaderas. Esta ciudad me trae buenos recuerdos, aquí conseguí el primero de mis preciados volúmenes. Es una lastima que la tripulación sea tan supersticiosa, de lo contrario me atrevería a atracar.


Diario de Bitácora,20 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Arrecifes de Kinderhen


El enano esta convencido de que hay ratas, esta llenado la cocina de pequeñas trampas, solo espero que no nos envenene a todos como la ultima vez.La maniobra de aproximación al puerto es todo un éxito. Odio esta ciudad, los enanos no deberían salir de sus montañas, son todo protocolos y normas sin sentido, pero tienen hierro que se paga muy bien. Se oyen rumores por el puerto, ha desaparecido la Pequeña de Los Carpenter de Nemea,ya hace dos días,  se habla de un secuestro y ofrecen 1000 coronas por los secuestradores ¿no es curioso que no ofrezcan nada por la pobre niña? Se dice que El Albatros se ha propuesto recuperarla, no envidio a los pobres secuestradores, no saben lo que se les viene encima.


Diario de Bitácora,21 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Faro del Este, Kinderhen


Mis buenos amigos me la han jugado, uno de los humanos ha colado a su sobrina en el barco, los condenados saben que jamas llevo pasajeros, que eso trastoca a la tripulación. Desafortunadamente el enano ha visto a la pequeña que ha confundido con un niño. Llegamos a un acuerdo,  mientras mantengan a la niña oculta, esos mamones han descubierto mis libros prohibidos.El enano nos deja un saco de papas para arrojarlo por la borda. Los marineros están mas tranquilos, creen que se ha ofendido al Padre Krakken, pero con el "sacrificio del polizón" se lo ha aplacado; Los palurdos contemplan como se hunde el saco de papas y hacen el símbolo del Krakken; que simples son a veces.


Diario de Bitácora,22 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Costa de Outumbo


Se oyen tambores a lo lejos, esta vez no atracaremos, se dice que esos pieles negras adoran a un nuevo dios y que hacen sacrificios humanos. Aunque sus maderas son buenas no quiero acabar en una cazuela gigante. Discuto con el primero de abordo, creo que no es conveniente acercarse a la Atirides, los rumores de Sirenas son cada vez mas frecuentes y la tripulación ya esta bastante alterada con lo del polizón. Aunque sea mas peligroso nos internaremos en el mar interior, para eso me acompañan mis amigos, si hay piratas, ellos sabrán que hacer


Diario de Bitácora,23 de Seon  Acróbata de La Olas,  Capitán Shotto Ombert.
Costa de Outumbo


Ayer fue un día de locos, el maldito enano creó un motín, toda la tripulación intentó asesinar a la pequeña, incluso mi primero de abordo estaba metido en el ajo. Afortunadamente mis buenos amigos lo evitaron todo y solo perdimos al enano y tres marineros mas, pero apunto estuvimos de estrellarnos en las Atirides.Los rumores de las Sirenas son ciertos, esta vez la he oído yo mismo.No puedo confiar mas en una tripulación que se ha amotinado. Los encerramos en sus camarotes mientras decidimos qué hacer. las Opciones son escasas, no creo que encontremos una tripulación de Fiar en Outumbo e internarse en el mar interior sin tripulación es un suicidio. Si esperamos a la Liga Marítima, podrían descubrir mis preciados volúmenes prohibidos.

3 comentarios... ¡participa!

  1. Te ha quedado muy chula la entrada al blog con el aire entre cuaderno de bitácoras y relato en primera persona rollo lovecraft.

    La verdad que con lo poco que hemos jugado me está gustando bastante esta ambientación.

    ResponderEliminar
  2. Si que te ha quedado muy bien el Diario de bitácoras, muy apropiado para la ambientación. La tarde se pasó rapidísimo con pocas peleas, las necesarias, y buenos ratos de narración.

    El sistema de embelyon cumplió las expectativas y es muy recomendable para montar unas partidas sin tener que dedicarle una gran preparación.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con ambos, me ha encantado la crónica así contada, fue una partida muy divertida con final de partida en encrucijada, ¿mataremos a la tripulación?, ¿nos atreveremos a cruzar el mar interior?, ¿nos dirigiremos a ser merendados por los outumbos?,

    Todas esas respuestas y más en la próxima aventura :P

    ResponderEliminar

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes