Lo más leido

Autor: Ignaudito domingo, 1 de marzo de 2015


Tras destruir los motores de la Northwest bajo el fuego cruzado entre la Estela plateada y la Pretty Kite dejan la nave de Kaplan flotando en el espacio. Mientras tanto un puñado de cazas Tie sale del planeta a investigar.
La estela plateada se encarga de entretener a los cazas para dar tiempo a la compañía de caza recompensas a bordo de la Pretty Kite a encontrar el decodificador. Tras abordar la Northwest encuentran resistencia armada en su interior. Tan solo un puñado de droides que caen fácilmente. Para sorpresa de todos Kaplan no se encuentra en la nave, los droides no han sido mas que una distracción, acaba de saltar en una capsula de salvamento.


La estela plateada no se encuentra en disposición de interceptar la capsula, ya que se encuentra dando buena cuenta de los cazas imperiales, así que es la Pretty Kite la que realizando una compleja y arriesgada maniobra logra interceptar la capsula de salvamento atrapándola en el interior de la nave con la bodega abierta.
Kaplan no ha logrado sobrevivir al impacto, pero afortunadamente el decodificador está intacto, de forma que antes de que lleguen refuerzos imperiales la pretty Kite y la Estela plateada saltan al hiperespacio para huir de un interceptor imperial que se encuentra saliendo de órbita.

Gracias al decodificador descubren que el templo se encuentra en un planeta en el espacio salvaje prácticamente fuera de la galaxia. Deciden que la Estela plateada debe realizar reparaciones tras el combate con los cazas Tie, así que todos viajan al planeta a bordo de la Pretty Kite.


Tras un largo viaje por el hiperespacio llegan al planeta que presenta signos abundantes de vida pero ningún núcleo urbano. Se trata de un planeta selvático en el que solo han podido encontrar una construcción artificial que desprende numerosa energía pero no tiene las dimensiones de una ciudad. Incapaces de encontrar un lugar seguro donde aterrizar a causa de la abundante vegetación buscan un claro cercano a unos cinco kilómetros de la misteriosa construcción.

El camino a través de la selva es arduo, además descubren que se trata del territorio de caza de un Rancor. Gracias a sus conocimientos sobre naturaleza son capaces de llegar a la construcción sin toparse con la peligrosa criatura.
La construcción resulta ser una enorme fábrica recubierta de vegetación pero aun en marcha.Los caza recompensas deciden separarse y acercarse a investigar abiertamente mientras otro grupo se infiltra sin ser visto.

El primer grupo se encuentra con que son recibidos por un droide de protocolo que trabaja para la federación de comercio, desaparecida tras las guerras clon. Toda la fábrica está automatizada. El droide de protocolo les comunica que los amos se encuentran reunidos y que no reciben visitas sin cita previa pero que pueden aguardar en una sala de espera mientras les comunica la petición de audiencia.
El otro grupo logra infiltrarse por una puerta de servicio y descubre unas motojet de mantenimiento abandonadas en un almacén, ademas de un pequeño ejercito de droides recién ensamblados y listos para el combate. 
El primer grupo se impacienta y uno de ellos sale a investigar por los conductos de ventilación. 
Cuando el droide vuelve a comunicarles que tendrán que esperar unos días y nota la ausencia del visitante curioso da la alarma en la fábrica. 
Los caza recompensas destruyen al droide de protocolo, lo cual activa la alarma general activándose el pequeño ejercito de droides que descubrió el segundo grupo.


Esta alarma general y la activación de todos y cada uno de los 10000 droides a la vez sobrecarga el generador creando una fisura en el núcleo de la fábrica.
Evitando mayores confrontaciones logran acceder a la sala de control de la fabrica donde encuentran a los miembros de la federación fallecidos hace décadas, aunque el droide de protocolo no parecía haberse dado cuenta.
Desde la sala de control pueden constatar que la fábrica se encuentra en pésimas condiciones y que la fisión del núcleo es fatal. Según averiguan a través de las computadoras de la sala de control les quedan menos de diez minutos para huir si no quieren perecer en una pequeña explosión que amenaza con destruir parte de la selva.
Afortunadamente descubren también el emplazamiento del templo Sith en los registros de la sala de control, aunque según los datos de que disponen los sensores de la fábrica el templo parece estar deshabitado con excepción del Rancor que se ha instalado allí.
Gracias a las motojet que descubrió el segundo grupo de caza recompensas logran huir de la fábrica con el tiempo justo dejando una gran explosión a tras de si. Gran parte de la selva ha desaparecido pasto de las llamas y la violenta explosión.


Con las motojet se acercan al templo Sith y pueden observar que parte de la entrada ha sido destruida, según parece por el Rancor, que ha elegido el templo como cubil.
Si los datos del decodificador son correctos en el interior del templo podrán encontrar un pequeño tesoro, pero ¿merece la pena enfrentarse a un Rancor para conseguirlo?

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes