Lo más leido

Autor: Ignaudito viernes, 5 de diciembre de 2014



A bordo de La Llama Carmesí, son vigilados de cerca mientras Drowback se reúne con un misterioso mago vestido con una túnica roja que habita en el camarote del capitán. Su nombre es Artus y de él depende liberarlos de sus cascos submarinos. Artus, contento por tener en su poder las penúltima de las piedras de fuego permite a los aventureros quitarse los cascos submarinos, pero ordena que sean conducidos a los calabozos del barco en la segunda bodega.
El Lama Carmesí rumbo a Aguas Profundas
Drowback los conduce hasta su prisión escoltado por varios marineros y tras varios momentos de tensión en los que el medio orco les recuerda que están bajo su poder y que puede hacerles daño cuando quiera con una simple orden, los aventureros permiten ser encerrados tras gruesos barrotes.
Comprenden que se trata mas de una medida de fuerza que algo coercitivo, ya que no les han desprendido de su equipo. No tardan en salir de la celda  e investigar la segunda bodega, donde se almacenan materiales de reconstrucción del barco, tales como maderos, herramientas y brea para el calafateado. 
Baal, transformado en cuervo sale a investigar el barco y presencia una reveladora conversación entre Artus y Drowback. Parece ser que en realidad el medio orco es tan esclavo como ellos. Artus es quien lleva la voz cantante y mantiene el mismo tipo de control sobre el medio orco. Durante la conversación Drowback intenta mantener con vida a los aventureros a quien Artus considera solo una herramienta para conseguir sus objetivos.
El rumbo a Aguas profundas se ve alterado cuando los marineros de la Llama Carmesí descubren que otro barco les sigue. Parece tratarse del Esclavo, el navío de un caza recompensas llamado Bullock. Comienza entonces una persecución que se desvía hacia alta mar.

Bullock el caza recompensas
Baal de nuevo transformado en cuervo vuela hacia el Esclavo para averiguar sus intenciones, mientras los aventureros hacen lo que pueden para ralentizar al Llama Carmesí.
Drowback baja a la segunda bodega para averiguar que están haciendo y mediante ordenes vagas y confusas les permite seguir haciéndolo.
Baal por su parte ha encontrado a un par de arpistas a bordo del Esclavo. Les envía Víctor Daggerford para rescatarlos. Uno de los arpistas, una monje medio elfa llamada Nita le entrega un morral con pociones argénteas que pueden liberarles de su pacto de sangre con el medio orco. Los arpistas planean teletransportarse al barco cuando estén cerca para comenzar un abordaje, pero necesitan la ayuda de los aventureros para crear una distracción desde dentro y averiguar donde se encuenra la piedra ignaea para robarsela y truncar así los planes de la secta.

El Esclavo da caza a la llama Carmesí
Baal vuela de nuevo convertido en cuervo hacia el Llama Carmesí y libera a sus compañeros del control de los sectarios. También capturan a Drowback cuando baja a la bodega y le obligan a beber una de las pociones. 
El medio orco resulta haber estado controlado como ellos, pero durante 10 años. Las pociones les quitan todos los recuerdos de su vida mientras habían sido controlados, así que Drowback no recuerda nada, pero al igual que los aventureros clama venganza por la perdida de su voluntad, así que se establece una alianza entre el medio orco y la compañía sin nombre ¿ Podrán escapar hasta el Esclavo?

1 comentario... ¡participa!

  1. Moló mucho la partida, ya tengo ganas de ver cómo sigue la próxima

    ResponderEliminar

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes