Lo más leido

Autor: Ignaudito jueves, 20 de noviembre de 2014


Los aventureros se dirigen al sur por el camino del comercio galopando a lomos de corceles cedidos por Victor daggerford. Deciden salirse del camino a la llegada al bosque del troll ladrador para proseguir campo a través, ganando así terreno. Quedan pocos días para su cita con el semiorco y temen lo que pueda ocurrirles si se retrasan.
Mientras atraviesan el bosque tienen un enfrentamiento con un par de trolls a los que a duras penas logran esquivar acabando divididos. Impelidos por las ordenes del semiorco siguen su marcha hasta la costa a pesar de haber quedado separados.
En la costa les espera un enano bárbaro con un Jabalí monstruoso como montura. Lleva esperándoles un tiempo. Le envía Drowback. Cuando están todos juntos, el enano enciende una gran pira para hacer señales al barco en el que les espera el semiorco.
Bajando a la costa por una escala de cuerda, son recogidos por un bote y llevados a bordo de la Llama Carmesí. Un navío corsario de Puerta de Baldur. En el navío Drowback explica en qué consistirá el trabajo que deben realizar.

"Hace un milenio se hundió en la costa El Brillante llevando a bordo una de las piedras de fuego. Utilizando cascos mágicos con un elemental de aire ligado descenderemos a las profundidades de la costa a buscar el navío y la piedra, vosotros iréis delante por si hay algún problema con los sahuaguines que habitan estas costas"

Gracias a la maldición de Drowback no pueden negarse, así que poco después de sumergirse comienza la búsqueda del Brillante en las profundidades. No resulta tarea fácil ya que a lo largo de las historia numerosas embarcaciones han sucumbido a los peligrosos arrecifes de coral que rodean la costa de Orlumbor.
Tras una hora investigando el fondo del mar, encuentran el Brillante. Un par de tiburones ronda el navío pero es fácil evitarlos.

Adentrarse en el brillante resulta mas difícil de lo que podía parecer. Los accesos a la bodega han quedado clausurados por el hundimiento. Afortunadamente descubren la manera de internarse a través de una rotura del casco en la popa. 
En el interior el agua resulta estar templada, sin duda se encuentran cerca de la piedra de fuego. Mientras avanzan por estancias sumergidas llenas de bancos de peces y numerosos moluscos, les sorprende un cangrejo ermitaño gigante que habitaba un cofre y apunto está de partir en dos a uno de los aventureros. Cuando la sangre fluye en el agua los tiburones de fuera comienzan a ponerse nerviosos.
Una vez llegan a la proa del barco, descubren la piedra de fuego, que no es mas que otro cubo ardiente como el que encontraron en la infraoscuridad. 
Drowback se adelanta entonces y saca un cilindro repleto de runas donde con ayuda del sacrificio de una ondina introduce el cubo congelando el agua a su alrededor. Ya pueden marcharse.
desgraciadamente su incursión submarina no ha pasado desapercibida y un puñado de sahuaguines ronda por la zona 
Decididos a evitar un enfrentamiento bajo el agua, donde sin duda llevan las de perder, exploran varias cuevas submarinas para ocultarse de los "diablos del mar".
En la primera de ellas para su desesperanza descubren que se trata de un puesto de guardia sahuaguin. Por suerte se encuentra vacía así que tras saquearlo siguen buscando en las demás cuevas una manera de acceder a la superficie. ¿Podrán los aventureros regresar ala seguridad de su embarcación sin entrar en combate con los sahuaguines?

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes