Lo más leido

Autor: Paet miércoles, 27 de agosto de 2014



Buenas a todos, hoy toca hacer una reseña sobre un juego de mesa, el juego de mesa en cuestión es ¡Aventureros al tren! Europa, antes de seguir con la reseña comentar que es un juego familiar y blanco con lo que por mucho que lleve la palabra aventureros en el título, en la traducción al español claro, porque en inglés es Ticket to ride, Ticket=Aventureros to=al y tren=ride, gomaespuminglish del bueno, que nos desviamos del tema, la cuestión es que aunque tiene aventureros en el título es un juego que ni es steampunk, ni hay conflictos ni un asesinato en el tren ni nada de eso, son viajes en tren simples, blancos y directos (oye, siempre nos podemos montar nuestra propia historia). Si después de ver que no hay nada especial sigues leyendo estás de enhorabuena porque el juego es muy muy divertido, tiene una mecánica de juego muy simple lo que lo hace un juego sencillo de aprender, pero tiene posibilidades y estrategias lo que hacen un juego simple que no simplista. 

En el juego encarnamos el papel de una empresa ferroviaria, de nuevo indicar que son empresas que ni son malvadas ni vamos a apoderarnos del mundo ni siquiera nos montan huelgas los trabajadores vaya, y nuestra misión es unir el mayor número de ciudades (Europeas en este caso) posible, ganaremos puntos por cada línea construida y además puntos especiales si tenemos una línea de nuestra empresa que conecte dos ciudades especificas que nos indiquen nuestras cartas de destino. 




El mapa de Europa tiene representadas las ciudades más importantes del viejo continente, entre dos ciudades existen una o varias rutas representadas por pequeños rectángulos de color, en función del color que tenga dicho rectángulo es la manera de unir dichas ciudades, además del color existen recorridos en los que se indica una locomotora (que necesitará de una carta especial) y otros en los que aparecen los bordes más oscuros (que representan túneles), más adelante indicaré en detalle cada uno. 




Además del mapa tenemos una serie de cartas: 
  • Cartas de vagón: son de diferentes colores indicando un tipo de vagón concreto (pasajeros, carbón, etc…) así como locomotoras (comodines). 
  • Cartas de destino: nos indican dos ciudades y los puntos que nos reportará completar dicha ruta, las cartas de destino pueden ser destinos largos (puntuación y ciudades en azul) ó destinos cortos (puntuación y ciudades en rojo). 


Cada jugador (representado por un color) tiene a su disposición una serie de fichas que representan los vagones de su compañía, estas fichas las utiliza en el tablero cuando realiza un recorrido entre dos ciudades conectadas. Además de esas fichas dispone de tres estaciones que sirven en el juego para utilizar un recorrido de una ciudad como si fuera propio.

Mecánica de juego 
Cada turno un jugador puede realizar una y solo una de las siguientes acciones: 

Robar cartas de vagón 
En la mesa estarán las cinco primeras cartas boca arriba y descubiertas y el jugador robará dos del mazo ó de las cartas boca arriba, existe una excepción que es que si el jugador quiere robar una locomotora (comodín) que esté boca arriba sólo puede robar dicha carta. Robar cartas de destino: el jugador roba tres cartas de destino nuevas y debe quedarse como mínimo con una. 

Construir una estación 
Dado que todo el mundo juega en un mismo mapa puede darse el caso en el que alguien haya realizado un recorrido que te era necesario para alcanzar el destino de una carta de destino, para ello construimos las estaciones con ellas las colocamos en una ciudad y la ruta de tren que llegue o parta de dicha ciudad la tomaremos al final del juego como nuestra con lo que si para llegar a p.e. cadiz el jugador de nuestra izquierda ha hecho la línea de tren que llega y necesitamos (mirada de desprecio), construimos la estación y esa línea podemos tomarla prestada a efectos de llegada. Construir estaciones cuesta cartas de vagones, tantas como el nº de estaciones tengamos puestas incluida esa, o sea una carta la primera estación, dos la segunda, etc… 

Construir un recorrido 
Un recorrido entre dos ciudades son un conjunto de rectángulos de un color específico, para construir un recorrido debemos descartar tantas cartas de vagón como largo sea el recorrido y del mismo color que éste (las locomotoras son comodines y se pueden usar como cualquier color), existen recorridos con reglas especiales: 

  • Recorridos grises: los rectángulos grises son recorridos de cualquier tipo, para hacerlos podemos usar los colores que queramos pero todas las cartas de vagos descartadas deben de ser del mismo tipo. 
  • Recorridos con locomotoras: en el recorrido puede existir el símbolo de la locomotora en uno o más rectángulos, si eso sucede necesitamos que existan tantas cartas de locomotoras como rectángulos con dicho símbolo 
  • Túneles: en los rectángulos que tengan los extremos más oscuros representan túneles, cuando queramos realizar un recorrido de este tipo intentaremos descartar las cartas necesarias (al igual que un recorrido estándar) sin embargo antes de apropiarnos de dicho recorrido descubrimos las tres primeras cartas del mazo de vagones, por cada una de esas cartas del mismo color que el recorrido que vamos a hacer debemos descartar una carta extra dado que el túnel era más largo de lo previsto (si no tenemos o queremos gastar esas cartas extra recuperamos nuestras cartas y terminamos nuestro turno), p.e. si queremos construir un recorrido de túnel rojo de dos de longitud, al intentarlo descubro las tres primeras cartas del mazo y salen un vagón blanco, rojo y uno negro, con lo que con las dos cartas iniciales rojas no nos me vale, necesito una carta extra roja si quiero construir. 


Por cada recorrido hecho se obtienen puntos directos, a más largo el recorrido mayor la puntuación. 

Final de juego 

Cuando a algún jugador le queden dos o menos fichas de vagones se juega un último turno, al finalizar se contabilizan los puntos: 
  • Puntos por recorridos realizados (se han ido sumando a medida que se construían). 
  • Puntos por destinos alcanzados: cada jugador revela sus destinos y suma o resta los puntos del destino en función de si ha podido realizar dicho recorrido o no. 
  • Puntos por ruta más larga: al jugador que tenga una ruta continua más larga a lo largo del tablero gana 10 puntos extra. 
  • Puntos por estaciones no utilizadas: por cada estación no puesta en el tablero ganará 4 puntos. 


Conclusiones 
 Es un juego muy muy divertido, y sobre todo rápido de jugar, las partidas rara vez se alargan más de 45 min jugando 4 jugadores, su mecánica simple hace que pueda jugar cualquiera sin embargo ganar ya requiere de cierta planificación, muy recomendable tenerlo en tu ludoteca.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes