Lo más leido

Autor: Meilann jueves, 27 de febrero de 2014

¿Qué se inventó antes, la escafandra o el aeroplano? ¿El portátil o los juegos de rol? ¿El sacacorchos o el corcho?

El juego que os traigo hoy es simple pero adictivo. Sobre todo si os gusta la Historia y sois los típicos pitagorines que se aprendían todas las fechas cuando estudiaban. Y si no, seguro que también. Se trata de Timeline, un juego de mesa muy, muy, muy sencillo, pero a la vez, muy divertido.

La presentación es sencilla pero fantástica: caja metálica en relieve con dibujos steampunk.
Dentro las cartas, bien protegidas, y el manual.

Está publicado por Asmodee y por ahora hay tres cajas: Inventos, Eventos y Multitemático que pueden combinarse para jugar. Según la caja, hay más expansiones: Música, Monumentos, Arte y Literatura... pero aún no se han publicado.

Cada caja trae 110 mini cartas (mini, mini, como podéis ver en la comparación con nuestro amigo el Minion), impresas a dos caras con el dibujo y el nombre del invento. La única diferencia es que en una de ellas viene la fecha, para comprobar si has acertado o no.¡No vale mirar antes!

¿Eres capaz de decir en qué año se inventaron los juegos de rol?

La mecánica del juego es sencilla: los jugadores tienen que formar una línea del tiempo con las cartas que tienen, colocándolas en orden cronológico. Por ahora parece sencillo y una tontería, porque si te toca la carta Agricultura, Revolución Francesa y Portátil... pues está tirado. Pero cuando empiezan a salirte inventos cuyo origen nunca habías pensado... la cosa cambia y mucho.
¿A que nunca hubieras pensado que en la Revolución Francesa ya tenían vaqueros?

Según las reglas, pueden jugar desde dos hasta ocho jugadores. Lo cierto es que por ahora sólo lo hemos probado en pareja, pero apunta ser más divertido. Cada jugador comienza la partida con seis cartas que pone delante de él con la fecha hacia abajo (si no, ¡vaya aburrimiento!). Una carta del mazo se coloca en el centro de la mesa con la fecha hacia arriba: será desde la que se inicie el juego. Y el resto se deja para robar.

Y ahora, por turnos, cada jugador escoge una de sus cartas y la coloca donde crea que iría en la línea temporal. Se le da la vuelta y si acierta, pasa al siguiente que repite la misma operación. Si falla,  se descarta de la carta que ha puesto y coge una nueva del mazo. Gana el que antes ponga todas sus cartas en juego.

Las partidas son cortitas y muy divertidas, porque hay veces en los que los inventos te desquician un poco y se producen situaciones muy curiosas y pifias bastante gordas con las que os reiréis un buen rato. Y al final, acabaréis jugando con ocho o diez cartas por persona para que se alargue un poco más.

Lo bueno del juego, además, es que las partidas son breves: unos 10-15 minutos, y el tamaño de la caja lo hace ideal para ser un juego de viaje. Eso sí, si sois muchos jugadores necesitaréis una superficie bastante grande para poder crear vuestra línea del tiempo.

Y ahora te toca, ¿qué fue antes, la bolsa de basura o la cinta adhesiva?

En resumen, un juego ameno, sencillo y que aunque pueda parecer lo contrario, no se quema con facilidad. Si eres capaz de recordar todas las fechas de todos los inventos y relacionarlas entre sí... ¿qué haces leyendo esto?

1 comentario... ¡participa!

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes