Lo más leido

Autor: Ignaudito jueves, 21 de febrero de 2013


Los saqueadores conforman un extraño grupo. Un Sacerdote y su esclavo que buscan el libro de los muertos en la tumba de un escriba loco. Un escriba contratado por el sacerdote para localizar la tumba y un saqueador experto como apoyo.
Nada mas localizar la mastaba el saqueador  tiene un pequeño problemilla con los guardias de la necrópolis, aunque logra darles esquinazo.
 En la capilla de la mastaba encuentran un pozo ,a la sombra de la estatua de Osiris tal como reza en uno de los poemas del escriba enterrado , que conduce al interior del sepulcro.
 Desafortunadamente el sacerdote a punto está de despeñarse por el pozo. Solo la rápida actuación de sus compañeros evita un desastre.
 Mas de un centenar de serpientes los reciben en una sala rodeada de columnas presidida Apofis, dios con cabeza de cobra.
 Deshaciéndose de las serpientes, gracias a un mecanismo en la estatua, prosiguen su búsqueda. Dejan atrás una sala con sarcófagos menores y otra con decenas de pergaminos.
 Sorteando un par de trampas llegan a otra sala con columnas similar a la primera.
 Cuatro necrófagos se ocultan en la sala pero evitan a los saqueadores, al parecer temen la brillante luz de su antorcha. Una pesada puerta da acceso al sepulcro del escriba. La puerta esta protegida por una trampa que el saqueador evita con ayuda de sus compañeros aunque en ese preciso momento los necrófagos aprovechan la confusión para atacarles. Una vez se han deshecho de los necrófagos acceden al sepulcro y se hacen con el libro de los muertos y sus joyas funerarias.
Algo no cuadra al sacerdote que sigue buscando mientras el resto de sus compañeros comienza a abandonar la tumba.
 El sacerdote descubre una cerradura y una llave en el sarcófago además de una peligrosa momia. La momia es poderosa pero no parece querer abandonar el sepulcro con lo que el combate consiste en una sucesión de carreras que acaba con la momia confusa y una puerta secreta abierta en la sala de las columnas.
Dejando a la momia en su sarcófago el sacerdote, el escriba y el saqueador se adentran en la puerta secreta para encontrar un segundo sepulcro. Al parecer el primer sepulcro era un señuelo, al igual que las joyas y el libro. Desafortunadamente la puerta secreta se cierra dejándoles encerrados. Mientras el esclavo intenta reducir a la momia el resto de saqueadores se enfrenta a un pétreo golem que protege el verdadero sepulcro.
Una vez el esclavo ha logrado acabar con la momia , emprende el rescate de sus compañeros topandose con un golem herido y todos sus compañeros muertos.
 Con el golem muerto a manos del esclavo la tumba revela una extraña llave, una pequeña fortuna en joyas funerarias y la localización de una segunda tumba donde seguro se oculta el inefable libro de los muertos.
 
Tres muertos de cuatro saqueadores



Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes