Lo más leido

Autor: Endyamar domingo, 7 de febrero de 2016

Extracto de una de las múltiples notas encontradas en la torre del reloj de Silverado, su autor fue un antiguo ingeniero de la Western Union conocido por todos como Max el Loco.

Ya no es ningún secreto que los indios han estado despertando algo en su territorio y los muertos se alzan de sus tumbas desde entonces. Red Cross y Old Meadows han caído, Donaire se encuentra sitiada y los fuertes no dan abasto. Bajo la luz del sol los no muertos deambulan por la tierra, de noche desaparecen de la vista, pero al día siguiente se ha duplicado su número. Siempre ocurre igual... al principio los no muertos aparecen esporádicamente en el horizonte, acercándose lentamente. Poco a poco van apareciendo más, hasta que un día se han convertido en una horda que arrasa el pueblo; ya han caído así más de media docena de pueblecitos en toda las llanuras del búfalo.
Por accidente averiguamos que la plata acaba definitivamente con los podridos. Nos están enviando toda la plata del país en trenes acorazados llamados Argentarios, a cambio del oro y el hierro que encontramos en nuestras tierras. Con esa plata se forjan sables, hachas y cuchillos que acaban de golpe con los podridos, pero si se extrae la plata volverán a despertar a la mañana siguiente. Por ello hemos adoptado la costumbre de descuartizarlos y enterrar sus miembros en diferentes lugares. Algunos se toman la molestia de encadenarlos a una losa y sepultarlos boca abajo, costumbres del Viejo Mundo... Todas estas medidas solo ralentizan la reaparición del podrido, la verdadera manera de acabar definitivamente con esta plaga es meterles una bala de plata entre ceja y ceja y enterrarlos con ella.

Maximilliam Rockwell, 1880

Ficha de podrido: DOWNLOAD



Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes