Lo más leido

Autor: Ignaudito sábado, 31 de octubre de 2015

Tras recuperarse de las heridas sufridas dentro de los corredores jedi del antiguo templo los comandos rebeldes trazan un plan para destruir la base imperial. Suben al hall del enclave y sobrecargan la potencia de los enormes generadores que dotan de energía a la base. Ademas preparan un artefacto explosivo, con las células de energía que robaron en la armería de la base, que servirá como detonador. Solo queda encontrar un medio de escape. Deciden separarse para llamar menos la atención y separar así a sus perseguidores.
Mientras un grupo roba las motos aerodeslizadoras de un grupo de scouts y se dispone a atravesar la sabana que rodea el enclave jedi, un par de comandos deciden hacerse con uno de los Tie Fighter que repostan en el hangar de la base. Antes de emprender la huida detonan las cargas y la base imperial se viene abajo. Los comandos aprovechan la confusión para emprender la huida.


Desafortunadamente ninguno de ellos logra pasar desapercibido y ambos grupos se encuentran con imperiales que les cortan la retirada. El grupo de motoristas abate con facilidad a sus perseguidores scouts aunque deben abandonar las motos que han quedado seriamente dañadas. Los comandos que robaron el Tie también libran un combate aéreo sobre la sabana de Dantooine. Su Tie es abatido pero logran acabar con los imperiales que les perseguían antes de realizar un aterrizaje forzoso.
Con todos los imperiales alerta, el grupo logra llegar a pie a Garang, donde su droide les informa que ha tenido que abandonar la lanzadera, ya que se ha visto comprometida. Luz, su contacto rebelde les ha vendido, al parecer trabaja para el imperio.


Intentando mantener un perfil bajo, el grupo de rebeldes busca un transporte que les ayude a salir de Dantooine. No es tarea fácil ya que el imperio les busca con insistencia,revisando todas las naves que parten del planeta. Tras investigar un poco dan con un contrabandista humano llamado Victor Lazlo. No simpatiza especialmente con la rebelión pero odia al imperio por lo que puede serles de ayuda. Tiene un carguero coreliano YL54 al que llama "Ilsa" que dispone de salvoconductos para salir del planeta. El único problema es que su exsocio, Strasser,  se lo ha arrebatado para trabajar como abastecedor de suministros imperial. Si le ayudan a recuperar su amada nave, Lazlo les llevará a cualquier sitio que quieran de la Galaxia.


Los rebeldes aceptan y acompañan al contrabandista hasta una factoría cárnica a las afueras de Garang. Allí roban el carguero no antes sin acabar con un par de mercenarios y con el mismo Strasser. Una vez salen al exterior de la atmósfera Lazlo les lleva al sistema Socorro, donde los rebeldes informaran de la misión a su contacto, un espía llamado Max y planearan el siguiente paso: investigar las transmisiones de la base Imperial de Garang al planeta Mustafar.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes