Lo más leido

Autor: Ignaudito viernes, 3 de diciembre de 2010

Dansallignatius (veterano de guerra mutilado del ejercito de Baronia) vuelve a la capital con un par de compañeros de filas ,Valdegar el rubio y Zaft el pulga, su objetivo es encontrar trabajo como espadas de alquiler, para acumular capital suficiente para enrolarse en un barco que parta hacia la desolada isla de Hutamak, donde buscar tesoros antiguos pertenecientes al ya extinto Rey Dragón Hutamaki. Por el camino, atestiguan que las carreteras siguen sin ser seguras, tras ser atacados por un puñado de asaltadores, que es rápidamente disuelto por el grupo de exsoldados. Ya en La Jarra de Peltre, el posadero les pide un pequeño favor, a cambio de la estancia y la comida de esa noche,De camino a la capital del reino, en la costa , existe una pequeña cabaña de tejas azules , habitada por un par de ancianos, Rose y Bernard, quienes le proveen de las plantas necesarias , para especiar su rica cerveza. El caso es que las especias se están acabando y necesitaría un nuevo cargamento.

Tras aceptar el encargo de Tadfinn, el posadero, se desvían hacia la carretera de la costa atravesando los campos de cultivo, hasta encontrar la pequeña cabañita. En ella descubren que Bernard, ha desaparecido, lleva dos días fuera, partió a recoger algas, como siempre, y volvió con una moneda de oro, encontrada en la costa, según le dijo, así que volvió a partir hacia el atardecer y desde entonces no ha vuelto a tener noticias.Su perro , Vincent, esta como loco desde entonces, quizás el pueda encontrarlo. Dan, apenado por la desdicha de la pobre mujer, convence a sus compañeros para que busquen al anciano desaparecido, con lo que siguiendo al labrador canela, llegan hasta la costa a unas horas de viaje, y con ayuda de Vincent, encuentran , el bote de Bernard, en una isla cercana, a escasos 20 metros de la costa , conocida como la isla de los cangrejos. Explorando la isla, descubren una serie de cuevas pertenecientes a piratas, donde encontraran al pobre anciano muerto en una trampa escondida, un puñado de arpías, esqueletos de los piratas reanimados y el espíritu del temible capitán Barbacana, que les pide que encuentren su navío desaparecido para poder descansar en paz. Cargados con los tesoros encontrados en la cueva y apenados por la pérdida del brazo derecho de Valdegar y la muerte del anciano. Siguen su camino hacia la capital, quien sabe si para liberar el espíritu del pirata...

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Cuartito de los Roles - - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Adapted by Marina Montes